search-icon
banner image
Nuestra estrategia

Nuestra estrategia

Mejorar la vida y el bienestar de mil millones de personas en comunidades desatendidas de todo el mundo con la menor huella ambiental.

Una década decisiva

La nueva estrategia y los objetivos de sustentabilidad de Kimberly-Clark para el año 2030 tienen como objetivo abordar los desafíos sociales y ambientales de la próxima década con compromisos para mejorar la vida y el bienestar de mil millones de personas en comunidades desatendidas de todo el mundo con la menor huella ambiental. 

“Estos tiempos extraordinarios nos recuerdan por qué nuestro propósito es más importante que nunca, y cómo los valores que nos han guiado durante casi 150 años continúan dando forma a nuestra respuesta a los desafíos que nos esperan”, sostiene Mike Hsu, presidente y director ejecutivo de Kimberly-Clark.

Mejorando las vidas

Kimberly-Clark y sus marcas de confianza, incluidos Huggies®, Kleenex®, Andrex®, Cottonelle®, Scott®, Kotex® y Depend®, entregan artículos esenciales para una vida mejor a un cuarto de la población mundial, todos los días.

Sin embargo, millones de personas en todo el mundo siguen sin tener acceso a productos y soluciones básicas que podrían mejorar drásticamente su calidad de vida, ya sea porque no pueden acceder a ellos o no se los pueden permitir, o debido a los estigmas sociales asociados.

Cubrir estas necesidades sociales insatisfechas es la base de nuestro nuevo compromiso de diez años para avanzar en el bienestar de mil millones de personas en comunidades vulnerables y desatendidas.

La huella ambiental más pequeña

Kimberly-Clark entiende que un enfoque sólido y duradero en la protección de los sistemas naturales es igual de esencial para ayudar a la gente a vivir una vida mejor. Para ello, la empresa se centra en las áreas en las que puede marcar la mayor diferencia: el clima, los bosques, el agua y los plásticos.

Descargue más información sobre nuestra estrategia para 2030.
Mejorando las vidas
Estamos poniendo las marcas de Kimberly-Clark a trabajar en algunos de los desafíos más urgentes a los que se enfrenta el mundo.
La huella ambiental más pequeña
Nos centramos en las áreas en las que podemos hacer la mayor diferencia: el clima, los bosques, el agua y los plásticos.